Skip to content
Menu

Gran Logia del Estado de Aguascalientes “Edmundo Games Orozco”

En la primera mitad del siglo XIX aparecen datos sobre actividad masónica en el Estado, pero se carecen de datos que permitan afirmar la existencia de masonería regular. Entre los masones prominentes destacan de entonces: Francisco Primo de Verdad y Ramos, José María Bocanegra, Valentín Gómez Farías, Jesús Terán Peredo, José María Arteaga y José María Chávez Alonso.

La masonería inicia trabajos regulares en el Estado a mediados del siglo XIX, muy probablemente auspiciada por José María Chávez Alonso, gobernador del Estado. Los primeros documentos que se tienen, datan del año de 1892 en el que trabajaba la Gran Logia Independiente de Estado “Regeneración” Nº 12, constituida bajo los auspicios de la Gran Dieta Simbólica, que a su vez contaba con varias logias, entre las que se encontraban “Francisco Primo Verdad”, “Benito Juárez” y “José María Chávez”. Para 1894, el alto cuerpo lo encabezaban Alejandro Vázquez del Mercado, gobernador del Estado y Gran Maestro de la Gran Logia, Jesús Díaz de León como Primer Gran Vigilante y Víctor Villalpando como Segundo Gran Vigilante.

En el periodo revolucionario (1910-1920), la inestabilidad propia de esa época propició que las logias existentes en el Estado, “Francisco Primo de Verdad” Nº 13, “Benito Juárez” Nº 11 y “Aguascalientes” Nº 55, se tornen inactivas. En 1913 nace la logia “Reconstrucción” Nº 17, que en 1919 deja de trabajar. En 1923 se crea la logia “Benito Juárez” Nº 23, que debe entrar en receso por el cierre de la Fundición Central Mexicana que dejó sin trabajo a muchos de sus miembros. No es si no hasta el 28 de marzo de 1928 cuando resurge con carta patente de la Gran Logia Valle de México con el nombre de “Benito Juárez No, 25. En 1943 se crean con hermanos de esta logia, las logias “Tolerancia”, “Perseverancia” y “Guardianes del Delta”.

Para el año de 1998, en Aguascalientes existían diez logias; nueve con carta patente y una bajo dispensa, todas ellas con Carta patente de la Gran Logia Valle de México. En el mes de junio de ese año, como una suma de voluntades de diversos masones del estado, se convoca entonces a las logias del Estado para reclamar la jurisdicción sobre el territorio del Estado de Aguascalientes, todo ello conforme al derecho masónico vigente. Acudieron las Logias “Benito Juárez 25”, “Tolerancia”, “Josué B. Westrup”, “Cruz Ansata No. 5” e “Hiram Abif”, determinando que la Gran Logia del Estado llevaría el nombre de “Edmundo Games Orozco”. A estas cinco Logias se unió posteriormente la logia “Adolfo López Mateos” y la Logia “Caminos de Hierro”. La Gran Carta Patente fue otorgada el 5 de septiembre de 1998 por la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz.

En el 2006, mediante la respectiva carta patente, se une a la Gran Logia “Edmundo Games Orozco”, la Logia “Fragua y Crisol No. 9”, a quienes posteriormente les seguirán las logias: “Trisquel No. 10”, “Fiat Lux Primo Verdad No. 11”, y en el año 2018, “Apolo No. 12”.

Gran Logia del Estado de México
En el estado de México, el más poblado y de mayor importancia económica dentro de la República Mexicana, la obediencia regular es la Muy Respetable Gran Logia del mismo nombre. Iniciando con 5 Logias Simbólicas fue fundada en el año de 1997 y con patente de la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz (primera del Rito Escocés Antiguo y Aceptado con reconocimiento de la Gran Logia Unida de Inglaterra). A la fecha del presente artículo, está conformada por 30 Logias y aglutina a más de 400 miembros, distribuidos en toda la entidad mexiquense. La Gran Logia del Estado de México es miembro activo de la Confederación de Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos y es, por sus características geográficas, la que tiene mayor potencial de crecimiento. El Muy Respetable Gran Maestro para el ejercicio masónico 2018-2021 es José Raúl Asencio Guzmán, quien recibió el cargo de José Martín Gabriel Corona Maya.